Real Madrid 9 - 1 Granada



El partido era a las 12 pero a menos veinte aún estaba en la cama, como Guti. Luego, la procesión hasta el bar: el pasillo está helado y hasta que el ascensor sube estás a punto de pillar una pulmonía, te miras las ojeras en el espejo mientras se bajan los ocho pisos y la luz de la calle que entra en el cubículo al abrirse la puerta te obliga a preguntarte mientras echas la vista afuera ¿cómo habría sido mi vida si nunca me hubiera ido de aquí? La respuesta está en el bar, "Alberto cuando empieces a trabajar ponme un verdejo, que hace media hora que lo he pedido", dice uno que hace cuerpo y medio de Del Bosque y tres cuartos de éste en entendimiento, que si fuera tres cuartos de su peso y una vez y media de entendimiento sabría lo mismo. Criticó hasta el gol de Bale "porque ha hecho lo más difícil". "Yo no habría regateado así", apunta un padre de familia que trabaja en una gestoría desde hace 30 años. El bar no se si es twitter sin conexión a internet o un Bernabéu con abonados de provincias pero en cualquier caso está lleno de gente anormal luciendo orgullosa e involuntariamente sus contradicciones. De lo que pasó en el campo poco se puede decir y no creo que interese a nadie más allá de los goles, los 9 del Madrid y los 5 de Cristiano, pues lo importante o ya ha pasado o está por venir y lo de hoy quedó reducido a un trámite en el que el funcionario empezó poniendo un tampón en el minuto 25 y terminó con la cuartilla ensuciada con restos de torrija, garabatos circulares del niño y una breve lista de películas que ver esta tarde antes de cerrar para siempre el dossier y archivarlo en el cajón con la etiqueta 'insustanciales divertimentos'.

Real Madrid: Casillas, Arbeloa, Varane, Ramos, Marcelo, Kroos (Illarra, 56'), Modric, James (Jesé 61), Bale, Cristiano, Benzema (Chicharito).
Goles: Bale, Cristiano (5), Benzema (2), pp.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada