Pasa la vida

 
Real Madrid 1 - Eibar 1 (Liga, 7)
En Europa, donde la luz es un artificio, la estructura ha sustituido al sentido. De ahí  la paz y de ahí la ausencia puesto que todo es un mirar por la ventana. El sentido del madrid es el del mar. Refleja el cielo pero no lo contiene y su color se vuelve más oscuro al acercarse. Impenetrable y letal, cubre 3/4 partes del mundo y dicen que de allí vino la vida, pero se alimenta de los naufragios, de los países devastados y de las basuras. Nos hemos dado cuenta que la estructura era Casemiro, que destroza las ilusiones contrarias y empuja a los pasajeros hasta ocupar correctamente el vagón. Kroos está latente, sólo eso, y la respiración es Modric, quien se vá rompiendo con gracia y con tristeza. Incluso a veces juega cuando logra escaparse del hospital infantil. Hoy estaban kovasic, con su forma terminal de entender la vida, un ahora o nunca que siempre sale fatal. Y estaba Isco, sentado sobre su burrita con pasos tan pequeños que parecía salir de misa de 12. Se dió un par de veces entre líneas, en un madrid vacío y quieto sin amago de caos siquiera, pero la jugada no surgió porque Isco ya es de quienes lo odian y él lo sabe. Tuvo un momento conmemorativo a su carrera: Cristiano dejó el único pase interior de la función y el malagueño, delante del portero, toreó pa trás hacia su defensor e hizo pasar mucha vergüenza al Bernabéu que se quedó masticando en silencio, sin querer hundir el barquito que él mismo echó a la mar. Cristiano estaba en un país lejano y conectó un par de veces con Bale. Una fue un gol de cabeza, que dilató el tiempo y fue la joya incrustada en el partido. Pero el galés estuvo inamovible en su carril, y sin la locura necesaria para desobedecer las órdenes absurdas de Z. Se intentó un tercer acto heróico por megafonía. Fue inútil. En el Bernabéu como en las misas castellanas, nadie cree en la liturgia y la vida está en la habladuría más allá del templo.  Dentro, hace frío, y el silencio nadie sabe lo que es. Quizás la indiferencia, como los amantes que ya no se reconocen. Y mientras tanto, Morata con sus 100 años de honradez a cuestas, seguía controlando un balón que se dió a la fuga y está en paradero desconocido.

XI: Keylor; Carvajal, Varane (Nacho 46), Pepe, Danilo; Kovasic, Kroos, Isco (Asensio 71); Bale, Benzemá (Morata 46), Cristiano
Goles: 0-1 (Fran Rico, 5)  1-1 (Bale, 17)

El maravilloso mundo menguante de zinedin zidane

                                      
Borussia Dortmund 2 - Real Madrid 2 (Copa de Europa, 1)
La obra del autor tuvo cuatro grandes etapas. En la primera unos alemanes enfebrecidos entran en casa, inundan los salones y se quedan a un gesto de la vendimia. Pero la casa no era tal y los salones eran el estómago lleno de arañas de un gigante. Desde la amplitud suicida del Dortmund, modric y kroos oteaban miles de goles que eran abortados por la osteoporosis de la BBC. Un Cristiano íntimo dejó a Karim ante el portero con tiempo para recitar su primera oración. Karim todavía no ha vomitado su gato y cayó en un pozo ciego sin explicación posible. Idas y vueltas sin coronación, sólo peripecia, hasta que luka dejó un pase con el exterior que fue el silencio ante el poema. Karim se rebuscó en la esquina y abrió a la luz y al área, donde ya estaba un cristiano de piedra que ejecutó ante el gol. Una segunda etapa donde los alemanes comienzan a pensar el miedo y rodean las fuentes. Enfrente, el Real, se deja hacer y muta en cortafuegos. Llega el gol alemán en una esquirla mal sujeta y, aquí, se debe una explicación al público. En este madrid conviven todos los rasgos del creador: el que gana contra la noche. El corajudo y ansias sin más plan que la conquista. El lleno de hidalgos y príncipes que atan y desatan el partido a conveniencia. El que se deja mecer por vagancia, condescendencia o por curiosear en la humillación. El dominante que se estrella. El dominado que encuentra la victoria en la magia. El ausente, el irritante, el arremangado, el castizo y el de las modas extranjerizantes. Y en el partido convivieron casi todos. Una vez consumado el empate llegó el madrid dominador. Kroos y modric desalojaron el centro del campo impúdico del borussia y el madrid convirtió en niños a los contrarios. Pero Z miró la cábala y surgió lo inexplicable. Metió a kovasic y volvió el universo del revés. El Real es un equipo inmóvil y Z -que desprecia el fútbol- quiere a alguien que corra por todos nosotros. El estrépito sonaba cada vez más alto y en un balón bobo, lubricado de los errores de siempre, un alemán puso las tablas. Fin del desconcierto pero en el fondo todo fue razonable. Muy razonable.

 XI: Keylor; Carvajal, Varane, Ramos, Danilo; Modric, Kroos, James; Bale, Benzemá, Cristiano
Goles: 1-0 Cristiano (17), 1-1 Aubameyang (43), 1-2 Varane (68), 2-2 Schurrle (87)

La conquista de la felicidad.

"Los dolores como la guerra, los conocimientos difíciles de adquirir o la muerte de un amigo  no destruyen la cualidad esencial de la vida, como hacen los que nacen del disgusto por uno mismo. Todo interés externo inspira alguna actividad que es un preventivo contra el ennui. En cambio el interés por uno mismo  no conduce a ninguna actividad de tipo progresivo. Hay varias clases de absorción en uno mismo. Tres de las más comunes son la del pecador, la del narcisista y la del megalómano. 

El pecador está absorto  en la conciencia del pecado e incurre constantemente en su propia desaprobación. Tiene una imagen de sí mismo como él cree que debería ser , que está en constante conflicto con su conocimiento de cómo es. Lo que le hace descarriarse es su devoción a un objeto inalcanzable junto con la inculcación de un código ético ridículo. Entonces sintiéndose decepcionado se arrepiente de su necedad  y empieza de nuevo. 


El narcisismo es bueno hasta cierto punto, es una cosa normal y no tiene nada de malo. Sólo en exceso se convierte en un grave mal. La vanidad, cuando sobrepasa cierto punto, mata el placer que ofrece toda actividad por sí misma y conduce inevitablemente a la indiferencia y al hastío. 


El megalómano desea ser poderoso y temido. A este tipo pertenecen muchos lunáticos  y la mayoría de los grandes hombres de la historia. El afán de poder, como la vanidad es un elemento importante de la condición humana normal; sólo se convierte en deplorable cuando es excesivo o va unido a un sentido de la realidad insuficiente. Cuando eso ocurre, el hombre se vuelve desdichado o estúpido, o ambas cosas. 


La típica persona infeliz es aquella que habiéndose visto privada de joven de alguna satisfacción normal, ha llegado a valorar este único tipo de satisfacción  más que cualquier otro, y por tanto ha encauzado su vida en una única dirección, dando excesiva importancia a los logros y ninguna a las actividades relacionadas con ellos."

Bertrand Russell - La conquista de la felicidad.

Libertad.


"Dicen los viejos que en este Club hubo una guerra 
y hay dos Españas que guardan aún, el rencor de viejas deudas. 


"Libertad, libertad sin Iker libertad
guárdate tu miedo y tu ira
porque hay libertad, sin Iker libertad
y si no la hay sin duda la habrá." 




"Libertad, libertad sin Iker libertad
guárdate tu miedo y tu ira
porque hay libertad, sin Iker libertad
y si no la hay sin duda la habrá."





Falsos mitos sobre el Real Madrid


¿Quién hará esta música sonar, 
reflejo de la vanidad, 
cuando nadie quiera oírnos más? 


***


Hay chicas enormes que al pasar 
emiten tanta soledad, 
¿quién podrá hacerlas reír? 


***


Sólo Sergio y yo conocemos tu interior, 
¿por qué estás aquí si no tienes donde ir? 
Hazte ese favor, compra esta canción, 
baila para mí, quiero recordarte así,
bailando tan feliz. 



***



 ¿Quién te recibe al regresar 
después de una gira triunfal 
con una botella de champán? 





***


JAS muy bien en televisión, 
y Cristi ha perdido el tren, 
allá vamos otra vez. 



Sólo Sergio y yo conocemos tu interior, 
¿por qué estás aquí si no tienes donde ir? 
Hazte ese favor, compra esta canción, 
baila para mí, quiero recordarte así, 
bailando tan feliz.

El retorno al hogar paterno


"El retorno al hogar paterno y al bien era siempre redentor y grandioso, y yo sentía que aquello era lo único bueno y deseable; pero la parte de la historia que se desarrollaba entre los malos y los perdidos siempre resultaba más atractiva y, si se hubiera podido decir o confesar, daba casi pena que el hijo pródigo se arrepintiese y volviera."


H. H. Demian. 

Real Madrid 1 - 0 Atlético Aviación




Dicen que la primera parte duró 45 minutos, aunque desde el fondo del sillón se hizo más larga que 20 páginas de 100 años de soledad. Pero aunque larga, fue preciosa. Ancelotti decidió apretarse todos los botones de la camisa para presentarse ante el juez.  Ramos en el medio fue una solución a medio camino entre lo táctico y lo esotérico. Se sabía desde siempre que el Aleti saldría a poner un tapón al fondo del océano, por lo que el guión principal del Madrid era apoyarse en Kroos en el medio y James e Isco -que jugó los peores 45 minutos de su historia como futbolista- por las bandas. Todos eran muy conscientes de su papel, y en consecuencia a todos (menos a Oblak) se les notaron los nervios. La abuela repartió la herencia así: en la segunda parte los 15 primeros minutos serían para el Madrid, y a partir del 61 está declarada la zona de confort atlética y es necesario un pasaporte para cualquier tipo de tránsito a partir de los tres cuartos. No puede decirse que un equipo fuera mejor que otro aunque nosotros seamos del Madrid puesto que ambos equipos recitaron perfectamente la lección frente al maestro e hicieron lo que habían entrenado. El Madrid se adueñó de todo, y el Atlético Aviación replegó y esperó. La roja de Turan desgració el parto rojiblanco, y a partir de ahí empezó a correr un rumor en la casa de moneda y timbre: acuñen moneda con la silueta de Isco, Ramos, Cristiano, James o Chicharito, qué mas da, vamos a hacernos ricos. El gol lo marcó el mejicano, un completo outsider que como Mc Manaman, Karembeu o incluso Di María y Solari puede pasar a la historia y escribir su nombre en el trofeo como el soldado desconocido que reposa bajo el Arco del Triunfo. 


Real Madrid: Fernández, Carvajal, Varane, Pepe, Coentrao, Ramos, Kroos, James, Isco, Cristiano, Chicharito.
Jugaron: Arbeloa, Jese, Illarramendi.  

Atlético 0 - 0 Real Madrid


Pueden llamarme simplista pero estoy muy contento por el partido del Madrid. El objetivo era claramente no perder ante un equipo que ha dominado al Real desde prácticamente cualquier prisma en los últimos derbis. El equipo blanco supo sufrir, que es competir; no al nivel de la final de Copa o Munich pero sin conceder ocasiones y dando por fin sensación de estabilidad frente a la tediosa intensidad atlética. Simeone se dio cuenta del percal -el partido se dirigía al 0-1- y minó la segunda parte hasta reducirla a la nada. Para colmo a Ancelotti se le colocaron las aceitunas sobre el plato como a Rexach porque Marcelo vio amarilla y Coentrao está lesionado por lo que Bale podrá volver a su sitio en el lateral izquierdo en una vuelta que se anuncia escandalosa. También jugó Varane, que espantó los fantasmas de su catastrófico partido de Liga en el extrarradio madrileño. 

Real Madrid: Casillas, Carvajal (Arbeloa), Ramos, Varane, Marcelo, Modric, Kroos, James, Cristinano, Bale, Benzema (Isco). 

Real Madrid 9 - 1 Granada



El partido era a las 12 pero a menos veinte aún estaba en la cama, como Guti. Luego, la procesión hasta el bar: el pasillo está helado y hasta que el ascensor sube estás a punto de pillar una pulmonía, te miras las ojeras en el espejo mientras se bajan los ocho pisos y la luz de la calle que entra en el cubículo al abrirse la puerta te obliga a preguntarte mientras echas la vista afuera ¿cómo habría sido mi vida si nunca me hubiera ido de aquí? La respuesta está en el bar, "Alberto cuando empieces a trabajar ponme un verdejo, que hace media hora que lo he pedido", dice uno que hace cuerpo y medio de Del Bosque y tres cuartos de éste en entendimiento, que si fuera tres cuartos de su peso y una vez y media de entendimiento sabría lo mismo. Criticó hasta el gol de Bale "porque ha hecho lo más difícil". "Yo no habría regateado así", apunta un padre de familia que trabaja en una gestoría desde hace 30 años. El bar no se si es twitter sin conexión a internet o un Bernabéu con abonados de provincias pero en cualquier caso está lleno de gente anormal luciendo orgullosa e involuntariamente sus contradicciones. De lo que pasó en el campo poco se puede decir y no creo que interese a nadie más allá de los goles, los 9 del Madrid y los 5 de Cristiano, pues lo importante o ya ha pasado o está por venir y lo de hoy quedó reducido a un trámite en el que el funcionario empezó poniendo un tampón en el minuto 25 y terminó con la cuartilla ensuciada con restos de torrija, garabatos circulares del niño y una breve lista de películas que ver esta tarde antes de cerrar para siempre el dossier y archivarlo en el cajón con la etiqueta 'insustanciales divertimentos'.

Real Madrid: Casillas, Arbeloa, Varane, Ramos, Marcelo, Kroos (Illarra, 56'), Modric, James (Jesé 61), Bale, Cristiano, Benzema (Chicharito).
Goles: Bale, Cristiano (5), Benzema (2), pp.

Real Mano Floja 2 - 0 Levante Unión



Como decíamos ayer, la estabilidad no merece la pena. Tras rozar la eliminación contra el Schalke en Copa de Europa, ver a Moncloa desmintiendo una noticia de El Mundo Today, y observar atónitos el fingimiento de orgasmo de Casillas tras el pitido final europeo, Cadaverotti le dio la portería a Keylor justo hoy que el Levante no tiró a puerta y que por lo tanto era más seguro poner a Volpone. Madurar en la vida es que en un viaje en tren Madrid - León te toque un asiento contra la dirección de la marcha y no poner cara de Cristiano después de fallar una ocasión de gol. Sansón Modric ya tiene el pelo como Ron Wood en 1978 pero no sabemos si será suficiente para levantar los cimientos del Mein Kampf. También está Ramos García, con sus tatuajes, sus balones liftados a Carvajal y su liderazgo flamenquito kinki tan ridículamente necesario en este equipo sin alma. ¿Nos gusta Lucas Silva? Menos de lo deseado, vote Sicario Casinigro. El remate a la escuadra de Benzema fue más bonito que al menos 46 de los 323 goles de Raúl, pero lamentablemente el gol no subió al marcador. Exllarramendi disfrutó de uno de sus últimos paseos por la pradera del Bernabéu, de la misma forma que Chicharito. 

Real Madrid: Navas, Carvajal, Ramos, Pepe, Marcelo, Silva, Modric, Isco, Bale, Benzema, Cristiano. 
(Jesé, Illarramendi, Chicharito)

Platonismo

El fútbol ideal lo juegan once. No hay entrenador. No hay club.
El fútbol ideal, la idea de fútbol, es un futbolín.

Ninguno ha hablado de echarle.




“Diego López ha decidido irse, ninguno ha hablado de echarle. Ha buscado una buena oportunidad, ha decidido buscar equipo."


why don't you do right


"You sittin' down wond'rin
What it's all about
If you ain't got no money
They going to put you out




Why don't you do right
Like some other men do?
Get out of here
An get me some money, too..."


10.

No codiciarás los bienes ajenos.